Connect with us

Futbol Internacional

Una nueva filosofía para el fútbol de Ecuador

Quito, 1 feb (EFE).- El nuevo seleccionador de Ecuador, Jordi Cruyff, comienza la difícil tarea de rearmar al once nacional, justo un año después de la histórica victoria de la Sub'20 en el Sudamericano de Chile pero tras el rotundo fracaso de la Sub'23 en el Preolímpico de Colombia.

El técnico hispano-holandés tiene previsto regresar a Ecuador este sábado después de una breve ausencia tras su presentación el pasado 13 de enero, tiempo en el que se ha dedicado a observar a algunos ecuatorianos en ligas extranjeras y ver, a la distancia, el desplome de la Sub'23 en el Preolímpico.

Y es que el técnico de la absoluta, que encabezará un megaproyecto de reconversión del fútbol nacional, comienza su andadura en un contraste de luces y sombras.

La luz de la histórica victoria en el Sudamericano de la Sub'20, de la que el próximo 11 se cumple el primer aniversario, así como de ese fantástico tercer puesto, poco después, en el Mundial de Polonia.

Y la sombra de la reciente eliminación de la Sub'23 en el Preolímpico, en el que Ecuador cayó 3-0 ante Chile, 4-0 ante Colombia, 1-0 ante Venezuela y 1-0 ante Argentina.

Un fracaso que algunos han atribuido a que muchos equipos no han prestado a sus jugadores a la Selección de Jorge Célico, por no tratarse de una fecha FIFA, y otros a que el fútbol profesional no brinda a los jóvenes suficientes minutos de juego.

Pero lo cierto es que ninguno de los dos argumentos son peculiares exclusivamente de Ecuador, y el nuevo equipo técnico de la Federación Ecuatoriana, encabezado por el español Antonio Cordón, como director deportivo, y Cruyff, como entrenador, deberá remover mucha maleza y replantear conceptos.

Cordón mantuvo este jueves una reunión con los cuerpos técnicos de las selecciones formativas para empezar el proceso de arranque hacia una estructura modelo del deporte en el país y auscultar la disposición de los entrenadores para acometer procesos de innovación y mejora.

Y reconoció que este esfuerzo será "un trabajo con muchas direcciones", en el que todos los involucrados "tienen que ser partícipes y asumir el reto de ir en una misma línea".

"Voy a escuchar, el proyecto al final no lo realiza una sola persona, lo realiza mucha gente. Quiero también tener ideas de las personas, de los entrenadores, de los cuerpos técnicos, quiero escucharlos y, a partir de ahí, definir los parámetros e ideas generales para crear una estructura" que sustente el proceso, agregó.

Un diálogo -remarcó- que permita delinear "el modelo de entrenador que vamos a definir, el modelo de entrenamiento, el modelo de juego, el modelo del jugador y, al final, crear una filosofía propia dentro del fútbol ecuatoriano".

Y quizás sea eso, filosofía, lo que más le ha faltado a las selecciones ecuatorianas en los últimos años, en los que su selección absoluta se vio apartada del último Mundial tras un fabuloso arranque.

Tras siete partidos entre los cuatro primeros puestos de las eliminatorias de Rusia 2018, la selección comenzó a tambalearse entre las jornadas octava y décimo tercera, hasta sucumbir en las últimas cinco y caer al octavo puesto de diez.

No fue más alentadora su participación en la última Copa América, en la que quedó en el penúltimo lugar.

En esta crítica situación comienza Cruyff una andadura a ritmo forzado porque, en menos de dos meses, Ecuador comienza a competir por un nuevo Mundial.

Y comienza con los platos fuertes de Argentina (26.03 en Bueno Aires) y Uruguay (31.03 en Quito), para dos meses después, en junio, volcarse a una nueva Copa de América.

"Es una dificultad añadida pero el fútbol es así. Nunca hay nada fácil y hay que encontrar soluciones a cualquier problema", dijo Cruyff, en una reciente entrevista con Efe, sobre el titánico reto que le espera.

Por ello planteará recetas "simples" y "visuales", y es consciente de que deberá encontrar un "equilibrio" entre jugadores veteranos y jóvenes.

Para el nuevo técnico, "todos son igual de importantes y necesarios" por lo que, ante la falta de tiempo, su once titular combinará generaciones, capacidades físicas, técnicas de juego y estilos.

A ellos es a quienes, además, deberá inculcarles esa tan necesaria filosofía de la que hablaba Cordón.

Elías L. Benarroch

Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS