Connect with us

Futbol Internacional

RFEF decidirá si se reanuda y si se hace en campo neutral o a puerta cerrada

Madrid, 15 dic (EFE).- El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) decidirá si el partido Rayo Vallecano-Albacete se da por finalizado o si se reanuda, y de ser así, si se hace en campo neutral o a puerta cerrada.

Así lo determina el artículo 42 (3) de los Estatutos de la RFEF "Del régimen disciplinario" que la faculta para suspender, adelantar o retrasar partidos y determinar la fecha y el lugar de los que, "por causa reglamentaria, razones de fuerza mayor, o disposición de la autoridad competente, no puedan celebrarse el día establecido en el calendario oficial o en las instalaciones deportivas propias".

El mismo artículo indica que corresponden a la RFEF o al órgano en quien delegue "decidir sobre dar un encuentro por concluido, interrumpido o no celebrado, cuando cualquiera circunstancia haya impedido su normal terminación, y, en caso de acordar su continuación o nueva celebración, si lo será o no en terreno neutral y, en cualquiera de los dos casos, a puerta cerrada o con posible acceso de público".

Igualmente señala que debe resolver sobre la continuación o no de un encuentro suspendido por la comisión de hechos antideportivos pudiendo, en este caso declarar ganador al club inocente.

También debe pronunciarse en todos los supuestos de repetición de encuentros o continuación de los mismos, sobre el abono de los gastos que ello determine,declarando a quién corresponde tal responsabilidad pecuniaria.

El contenido del acta arbitral será determinante para la decisión que adopte el Comité de Competición, ya que el árbitro López Toca resolvió la suspensión del partido tras el acuerdo de los dos clubes en el descanso por los insultos del público a Zozulia.

Además de la reanudación o no del choque, la normativa de la RFEF obliga a comunicar los hechos a la Comisión Antiviolencia y contempla sanciones para los clubes en caso de negligencia o actitud pasiva ante actitudes violentas, racistas o xenófobas que pueden ser multas de 6.000 a 90.000 euros y cierre de campo total o parcial, según se califiquen como infracciones leves, graves o muy graves.

Los insultos al ucraniano Román Zozulya, al que calificaron de "puto nazi" una parte de los aficionados del Rayo situados en el fondo del estadio de Vallecas, provocaron que el partido entre el equipo madrileño y el Albacete, de LaLiga SmartBank, se suspendiera este domingo tras un acuerdo "sin fisuras" entre el árbitro y la Federación Española de Fútbol.

Publicidad
Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS