Connect with us

Futbol Internacional

El Racing de Santander, un histórico en horas bajas

Santander, 4 jul (EFE).- El regreso del Racing de Santander al fútbol profesional ha sido breve, demasiado breve para un club histórico del balompié español que, tras cuatro temporadas consecutivas en Segunda B, aspiraba a consolidarse de nuevo en la elite.

El conjunto cántabro se despide por la vía rápida de la Liga SmartBank, ya que tan solo el parón provocado por la COVID-19 ha alargado una agonía que se presagiaba ya desde el primer tercio de la temporada.

Una plantilla en entredicho, con críticas hacía la persona encargada de confeccionarla, el director deportivo, José Luis "Chuti" Molina; y tres entrenadores (Ania, Parralo y Oltra) que no han conseguido exprimir sus recursos, probablemente escasos para una categoría tan competitiva, han certificado este triste desenlace.

La falta de contundencia en las dos áreas, con una pírrica aportación goleadora de sus delanteros y, sobre todo, la concatenación de errores groseros en defensa, especialmente en los minutos finales de los partidos, han condenado a los santanderinos.

El Racing ha sido un mal alumno toda la temporada y ahora, al recibir las notas de fin de curso, a la afición verdiblanca no le queda más que resignarse, como unos padres que veían venir esta situación desde hace tiempo.

Ahora toca pensar en la temporada que viene, en una Segunda B con un nuevo formato, desconocida para todos, y en la que el Racing de Santander partirá con la presión de estar obligado a pelear por el ascenso, otra vez.

Y es que lo peor para el Racing de Santander es que en los últimos años se ha acostumbrado más a jugar en Segunda B que en Segunda o Primera, y para subir, el nombre y la historia no valen.

Publicidad
Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS