Connect with us

Futbol Internacional

Alejandro Domínguez y una mañana de fútbol, gol y pase gol en Copacabana

Río de Janeiro, 19 jun (EFE).- Si hubiera tenido las cualidades para destacar como futbolista, al presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, le hubiera gustado ser un diez de la talla del argentino Ricardo Bochini o de su compatriota Hugo Ricardo Talavera.

"Hay muy buenos jugadores que por supuesto inspiraban. Pero uno lejos de poder tener esas cualidades", declaró a Efe al expresare su admiración por Bochini, quien el 25 de enero celebró 65 años, y Talavera, que el 31 de octubre cumplirá 70.

Sin duda apunta alto en sus pretensiones futbolísticas pero el economista y administrador de empresas nacido en Asunción hace 47 años, no desentona a la hora de jugar un picadillo con sus colaboradores bajo un sol justiciero de 27 grados en la playa carioca de Copacabana.

"A la edad que yo tengo, jugar es todo un mérito", dijo a Efe tras exhibirse en la cancha de césped artificial que la Conmebol a establecido junto con una suerte de 'embajada' abierta al público en la que exhibe los más emblemáticos trofeos de sus torneos.

Domínguez resistió en la cancha alrededor de 20 minutos, suficientes para bailar al son de un regaetón y aún tener tiempo para sacar de sus repertorio tres regates, una asistencia de gol y un tanto.

El esfuerzo del gol minó sus justas fuerzas, pues lo elaboró con una arrancada desde la mitad de la cancha.

Si lo hubieran visto de seguro Bochini y Talavera habrían aprobado el desempeño del presidente de la Confederación que agrupa a diez países, la misma que espera abandonar dejando el recuerdo de haber trabajado para "transformar el fútbol sudamericano" y hacer de este "mucho mejor de lo que era".

Ambiciosos planes, pero no imposibles si se vuelve la vista a los logros alcanzados por sus ídolos con el dorsal número diez.

Talavera, exjugador del Newlls Old Boys argentino, fue el conductor del Olimpia en las conquistas de Liga de 1978 y 1979, de la Copa Libertadores de 1979, así como la Intercontinental y la Copa Interamericana.

'El Bocha' Bochini, considerado el ídolo de toda la historia del Independiente de Avellaneda, cosió su nombre, entre tantos, a 5 títulos de la Copa Libertadores (1972, 1973, 1974, 1975 y 1984), 3 de la Copa Interamericana (1974, 1975 y 1976) y 2 de la Copa Intercontinental (1973 y 1984).

Domínguez cree que no hay planes imposibles pues, como el fútbol, que siempre hizo parte de su vida, hoy o en cualquier momento, con lluvia o con sol "se pueden unir alrededor de un balón mayores con menores". EFE

hbr/og

(fotos) (vídeo)

Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS