Connect with us

Major League Baseball

Carlos Beltrán tampoco pudo mantenerse como manejador de los Mets

Nueva York, 16 ene (EFE).- La salida del boricua Carlos Beltrán como piloto de los Mets de Nueva York, sin que pudiese debutar en el cargo, ha sido el último episodio generado con el escándalo del robo de señas que los Astros de Houston protagonizaron durante la temporada del 2017 cuando ganaron la Serie Mundial.

Beltrán, entonces miembro de la organización de los Astros, fue el único jugador nombrado en la investigación de las Grandes Ligas sobre el escándalo y aunque no fue sancionado por el comisionado de las mayores, Rob Manfred, los Mets anunciaron este jueves su salida del equipo.

"Nos reunimos con Carlos anoche y nuevamente esta mañana y acordamos separarnos mutuamente", informaron presidente ejecutivo de los Mets, Jeff Wilpon, y gerente general de los Mets, Jeff Wilpon y el gerente general, Brodie Van Wagenen, en un comunicado.

"Esta no fue una decisión fácil, pero dadas las circunstancias, quedó claro que la continuidad de Carlos (Beltrán) como manejador no era algo que interesase a nadie dentro del equipo".

Ambos directivos defendieron el gran comportamiento de sinceridad que siempre mostró Beltrán con ellos durante el tiempo que discutieron la situación creada por el escándalo del robo de señas.

"Creemos que Carlos (Beltrán) fue honesto y cercano con nosotros. Confiamos en que este no será el capítulo final de su carrera en el béisbol. Seguimos entusiasmados con el talento de este equipo y estamos comprometidos a alcanzar nuestras metas de ganar ahora y en el futuro".

En una conferencia telefónica posterior, Wilpon dijo que el equipo había escuchado de antemano "de las fuentes" que Beltrán no iba a ser suspendido por las Grandes Ligas, pero el haberlo nombrado como el único jugador implicado en la trama ilegal fue lo que hizo que su salida fuese inevitable.

Wilpon dijo que el equipo considerará una serie de candidatos internos y externos para ser su próximo manejador.

Los Mets firmaron a Beltrán el pasado 1 de noviembre con un contrato de tres años y una opción para una cuarta temporada. Iba a ser su primer trabajo como manejador en las Grandes Ligas.

Beltrán es el tercer manejador en perder su trabajo, el segundo puertorriqueño, como consecuencia de la investigación que culminó la oficina del comisionado sobre el sistema ilegal de robos de señas que habían establecido los Astros, que fueron los primeros en despedir al piloto AJ Hinch después de que se emitió el informe.

Luego fueron los Medias Rojas de Boston los que anunciaron la salida del boricua Alex Cora después de que admitió haber actuado mal mientras estaba con los Astros.

"Durante mis 20 años en el juego, siempre me he enorgullecido de ser un líder y hacer las cosas de la manera correcta, y en esta situación, fracasé", admitió Beltrán en una declaración dada a ESPN. "Como jugador veterano en el equipo, debería haber reconocido la gravedad del problema y realmente lamentar las acciones que se tomaron".

Beltrán fue categórico tras admitir que "falló" y también dijo que la decisión de dejar el puesto con los Mets era la mejor para todas las partes.

"Soy un hombre de fe e integridad y lo que ocurrió no demostró esas características que son tan importantes para mí y mi familia. Lo siento mucho. No es lo que soy como padre, esposo, compañero de equipo y como educador. La organización de los Mets y yo acordamos mutuamente separarnos, avanzar por un bien mayor sin más distracciones. Espero que en algún momento tenga la oportunidad de volver a este juego que tanto amo. mucho", concluye Beltrán.

El esquema ideado por los Astros involucraba el uso de botes de basura y cámaras de vídeo para enviar señales a los bateadores.

Sin embargo, ningún jugador recibió castigo por su participación en el esquema ilegal, algo que ha comenzado a ser criticado con dureza por los que consideran que los profesionales fueron tanto o más responsables que los directivos y personal técnico que supervisaba su desarrollo.

"Aproximadamente dos meses después de iniciarse la temporada 2017, un grupo de jugadores, incluido Beltrán, discutió que el equipo podría mejorar si descifraban las señas de los equipos rivales y se lo comunicaban al bateador que tuviese el turno para enfrentarse al lanzador", concluyó el informe de las Grandes Ligas que dio a conocer el pasado lunes.

Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS